Recetas de salmorejo

Cómo hacer salmorejo, paso a paso

Salmorejo fácil

Estoy convencida de que todo el mundo puede hacer esta receta de salmorejo, es super fácil. Da lo mismo que no hayas freído un huevo en tu vida, sigues estando capacitado para hacer un rico salmorejo.

Sólo necesitas los ingredientes que aparecen a continuación, y una batidora eléctrica. No necesitas horno, no necesitas encender la vitrocerámica ni calentar nada. No hay problema de chamuscar algo.

Salmorejo fácil

Lo primero que se hace es un majado con el pan y los ajos. Se suele hacer tradicionalmente en un mortero, pero si no tienes puedes añadirlo todo directamente en la batidora que se triturará igual de bien.

Y cuando tengas un puré de color naranja, bien consistente, lo sirves con unas virutas de jamón del bueno y unos huevos cocidos picados. ¡Sabe a gloria!

Sí, eso es todo. Más fácil imposible. Sin cocinar, sin manchar, e igual de rico que si te hubieras pasado todo el día en la cocina.

Ya no tienes excusa para comer bien ¿eh? Ah, y un apunte más, el salmorejo te puede servir también como salsa para verduras o para dipear.

Ingredientes que vas a necesitar:

  • 1 kilo y medio de tomates maduros cortados por la mitad
  • 3 rebanadas de pan de molde blanco picado
  • 4 dientes de ajo aplastados
  • 1 cucharadita de vinagre de Jerez
  • 112 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Sal al gusto
  • Jamón serrano o cecina picada
  • 3 huevos duros picados

Preparación de la receta:

Pasamos los tomates por un pasapurés para quedarnos con el líquido y deshacernos de la piel y las semillas. Que no tenemos pasapurés, pues podemos escaldar los tomates y retirarles la piel, o los puedes batir tal cual.

En un mortero, machacamos los trozos de pan blanco junto con los dientes de ajo hasta tener una pasta.

Mezcla el líquido de los tomates con el majado del mortero y lo batimos con una batidora un minuto hasta que tengamos la consistencia de puré.

Agregamos 1 cucharadita de vinagre de Jerez y batimos de nuevo. Con la batidora en marcha, añadimos poco a poco el aceite de oliva virgen extra hasta hacer un puré bien emulsionado y espumoso, unos 3 minutos.

Lo sazonamos con sal y más vinagre, si quieres darle un toque más ácido. Lo metemos en la nevera hasta que enfríe por completo, aproximadamente 2 horas.

Lo probamos y rectificamos de sal y vinagre si fuese necesario. Dividimos el salmorejo en platos individuales o vasos y lo decoramos con el jamón serrano o la cecina picada, y un poco de huevo duro picado.

Rociamos con más aceite de oliva por encima y servimos en frío.

Nota. Esta receta cunde para 8 porciones. Puedes adaptar las cantidades si quieres hacer más o menos salmorejo.