Recetas de salmorejo

Cómo hacer salmorejo, paso a paso

Salmorejo de fresas

Tengo que ser honesta con el salmorejo. De pequeña, cuando me lo ponían para comer, lo aborrecía. No podía entender como había una sopa que estaba fría.

Según mi razonamiento, las sopas debían de estar calientes, que eran como a mi me gustaban cuando hacía frío y me apetecían tanto.

Salmorejo de fresas

Pero ¿Una sopa fría? No me convencía en absoluto. Pero un día de mucho calor, me apetecía algo frío y probé el salmorejo.

En realidad el salmorejo no es una sopa, es una especie de batido de tomates, pan y aceite. Un pan tumaca en toda regla pasado por la batidora.

Me gustan los batidos. Me he comprado un batidor de vaso, así que podría hacer batidos todo el tiempo. Lo que pasa con el salmorejo, es que se le pueden añadir cosas divertidas que a un batido normal no, como fresas o queso de cabra, que queda fenomenal.

Y por eso me he decidido a variar la receta original, y versionarla a mi gusto. La verdad es que las fresas, aunque son dulces, no quedan nada mal en el conjunto del plato.

Esta receta salmorejo con fresa es ligera y refrescante. Es uno de esos platos que apetecen cuando hay un millón de grados fuera y necesitas algo más que un helado.

Ingredientes para 3 platos:

  • 16 fresas grandes, limpias y sin rabo
  • 5 tomates maduros pequeños, picados
  • El jugo de 2 limones
  • 3 cucharadas de miel
  • Sal y pimienta negra recién molida

Para adornar:

  • 60 gr de queso de cabra, ablandado
  • 1 cucharadita de pimienta molida negro

Instrucciones a seguir:

  1. Bate todos los ingredientes en una batidora hasta que se trituren y tengas un puré fino y suave (puedes colarlo con un colador si quieres, pero no es necesario si se tritura bien)
  2. Vierte el salmorejo en un cuenco grande sobre unos cubitos de hielo y manténlo así durante 1 hora (si ves que los cubitos de hielo se empiezan a descongelar, cámbialos por otros nuevos)
  3. Revuelve el salmorejo, pruébalo y ajusta los condimentos si ves que es necesario.
  4. Desmenuza el queso de cabra por encima y añade un poco de pimienta negra.
  5. Para servir: sirve el salmorejo en cada plato y decora con una porción de queso y pimienta.

Puedes guardar el salmorejo en el frigorífico durante un par de días (sin el queso por encima), o congelarlo hasta 3 meses.

Tiempo de preparación de la receta: 5 minutos.

Tiempo de enfriado: 1 hora.

Tiempo total: 1 hora y 5 minutos.