Recetas de salmorejo

Cómo hacer salmorejo, paso a paso

Berenjenas fritas con salmorejo

El salmorejo es un plato que por su textura puede tomarse sólo, o como salsa acompañando a otros ingredientes (generalmente vegetales o carnes).

Este es el caso de la receta que nos ocupa hoy, un plato muy sano y completo de berenjenas fritas con salmorejo como salsa de acompañamiento.

Berenjenas fritas con salmorejo

Además, es una receta que pueden degustar los veganos y vegetarianos si eliminamos el huevo del salmorejo y del empanado.

Puedes optar por hacer las berenjenas a la plancha si deseas quitar grasa a la receta.

Ingredientes que vamos a necesitar:

Para el salmorejo.

  • 225 gr de pan duro, sin corteza
  • 300 gr de tomates, pelados y picados
  • 30 gr de pimientos verdes
  • 1 diente de ajo
  • 1 pizca de sal
  • 1 huevo cocido
  • 60 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de vinagre

Para las berenjenas fritas.

  • 1 berenjena grande (o 2 pequeñas), en rodajas
  • 125 gr de harina, sazonada con sal y pimienta negra
  • 1 huevo grande, ligeramente batido
  • Un chorro de aceite de oliva para freír

Preparación:

Empezamos preparando el salmorejo. Remojamos el pan durante 15 minutos en agua (lo suficiente para cubrirlo por completo). Escurrimos el exceso y lo ponemos en un recipiente, con el tomate, el pimiento y el ajo.

Esto lo batimos con una batidora o un procesador de alimentos (lo que tengas) durante unos minutos, hasta que esté suave y sin tropiezos.

Sin apagar la batidora, vertemos poco a poco el aceite de oliva virgen en una corriente lenta hasta que esté totalmente incorporado. Incorporamos también el vinagre.

Traspasamos el salmorejo a un recipiente, lo cubrimos y lo reservamos en el frigorífico hasta que lo vayamos a servir.

Mientras tanto, podemos cocer el huevo en abundante agua hirviendo durante 12-15 minutos, hasta que esté cocido. Después lo pelamos y lo picamos finamente con un cuchillo. Lo reservamos hasta el final, cuando lo añadiremos al salmorejo.   Ahora preparamos las berenjenas fritas. Para ello colocamos las rodajas de berenjena en un colador, y las espolvoreamos con sal.

Dejamos que estén así durante 30 minutos y luego las enjuagamos con agua y las secamos ligeramente con papel de cocina.

Después, cubrimos las rodajas de berenjena con harina sazonada y las sumergimos en huevo batido. En una sartén, calentamos el aceite de oliva a fuego fuerte y freímos las rodajas en abundante aceite caliente, hasta que estén doradas y crujientes.

Una vez cocinadas por los dos lados, las sacamos a un plato con papel de cocina para absorber el exceso de aceite de oliva.

Servimos las berenjenas acompañadas del salmorejo frío de la nevera. Decoramos el salmorejo con el huevo cocido picado por encima.